Español  English Créditos

 « 1 [2]

En este minireportaje quisiera contaros mi visita al Jardín Botánico-Histórico La Concepción de Málaga, único en su especie por su diversidad en plantas tropicales y subtropicales plantadas al aire libre.

Las condiciones climáticas -mediterráneas- de Málaga son ideales para este tipo de plantas ya que la temperatura media es de aproximadamente 18° C siendo la mínima media absoluta superior a los 4° C, con una humedad del aire elevada y una pluviometría anual media de más de 500 mm. Estas condiciones hacen posible que el parque acoja un gran diversidad de especies procedentes de América, Asia, Africa y Oceanía.

Este jardín, creado en el año 1850, cubre una superficie total de 23 ha (de las cuales el jardín histórico ocupa 5) y está situado en el acceso norte de la ciudad de Málaga, en concreto en el margen derecho de la CN 331.

Lo que primero me impactó al acceder al parque es la variedad de especies que conviven en un espacio relativamente pequeño, de tan diverso origen y por lo tanto tipología. Por un lado, plantas de origen africano de hoja gorda y resistentes a las altas temperaturas pero que no soportarían una sola helada, por otro, plantas que comúnmente denominaríamos "de interior" procedentes de Asia que en este jardín recrean una selva subtropical. Todo ello mezclado con plantas que estamos acostumbrados a ver (como pueden ser las glicinias) pero que aquí alcanzan un tamaño y belleza sin igual.

El parque comprende algunas zonas muy bien diseñadas y preparadas con suma delicadeza como son los múltiples estanques, ríos y cascadas que recrean ambientes propios de junglas tropicales. Otras zonas, aunque plantadas con un orden riguroso, tienen ahora, muchos años después de su plantación, el aspecto de haber sido creadas por la propia naturaleza lo cual le da al conjunto un encanto especial.

Hay algunos ejemplares de árboles y otras plantas singulares como pe. varios ejemplares de ficus elastica de unas dimensiones impresionantes, de una masa de raíces superficiales increibles (como se muestra en la imagen inferior) y una envergadura de ramas que superan los 30 metros. O las glicinias antes mencionadas con unos troncos que superan el metro de grosor con unas ramas de una longitud considerable que se encaraman a los árboles cercanos.

En el sotobosque, crecen flores y plantas rastreras por doquier, abundando sobre todo, entre las primeras, las clivias africanas y entre las segundas, las monsteras que han cubierto grandes zonas de suelo, laderas y algunos árboles.

Tanto si se desea dar un paseo tranquilo a la sombra del techo vegetal como si se desea estudiar las múltiples especies de plantas mediterráneas, subtropicales y tropicales, sin duda vale la pena visitar este jardín botánico que con seguridad no habré visitado por última vez.

Quiero darle también las gracias al amable personal del parque que nos autorizó a realizar la visita en la única compañía de nuestra cámara que nos permitió tomar estas fotografías que muestran tan solo una mínima parte de los múltiples rincones y maravillas que alberga esta reserva de la naturaleza.

 « 1 [2]

Tu jardín


En esta sección iré incorporando varios parques y jardines botánicos de Madrid y otros lugares que trataré de ir visitando y que considero ejemplares en diseño o variedad de su flora.

También me gustaría incluir algunos jardines de otros entusiastas; por lo tanto te animo a que utilices el formulario de abajo para informarme que deseas publicar tu jardín. Te contestaré lo antes posible.

Gracias.