Español  English Créditos

 Mis remedios.

Como ya mencioné en la página de inicio, el clima de Madrid es muy extremo, bajas temperaturas en invierno y temperaturas muy altas y secas durante el verano. El verano es una estación muy peligrosa para mis árboles ya que el sol abrasador y el aire seco forman de hecho el hábitat perfecto para toda clase de parásitos, en especial los ácaros. Pero con lo métodos de defensa acertados es posible proteger a los árboles contra estas plagas.

Bonsais son plantas muy sensibles, debes tratar de usar siempre remedios suaves para no dañar el árbol más de lo necesario (en vez de curarlo de la enfermedad). Es muy importante usar siempre dósis muy inferiores a los indicados en el paquete del fabricante, ya que éstas están pensadas para plantas de un tamaño normal. Algunos de los remedios químicos son muy efectivos contra los asediadores, pero también son muy agresivos para la planta en sí; particularmente el follaje puede ser afectado si la concentración es demasiado alta quedando con manchas marrones o secándose completamente.

Evitando agentes químicos, éstos deben ser siempre los primeros métodos a utilizar:

Quitar atacantes de forma manual: Siempre que sea posible, utiliza las manos para quitar los pulgones u otros parásitos del árbol. Este método es obviamente el mejor para evitar dañar la planta. Pero no todas las plagas son causadas por insectos (hay hongos, pobredumbre de la raíz etc.), ni todos los insectos tienen el tamaño suficiente para ser quitados de forma física (pe. ácaros), por lo que se deben aplicar otros tratamientos.

Agua: Coge un recipiente lo suficientemente grande como para sumergir el árbol completo bajo el agua. Protege la tierra con una cubierta de plástico o sumérgelo con sumo cuidado para mantener la tierra en su sitio sin que emerga hacía la superficie del agua. El árbol debe permanecer sumergido al menos un día. Puedes añadir una gota de detergente de lavavajillas para reducir la densidad de la superficie del agua. De esta forma los pulgones no flotarán sino que se hundirán ahogándose.

También puedes emplear el agua como remedio en forma de duchas que se aplican directamente sobre el árbol, regulando el flujo de agua dependiendo de la plaga a quitar. Esto es particularmente efectivo en el caso de "grandes" parásitos como pe. los pulgones. Las duchas de agua son siempre un remedio preventivo muy bueno contra todo tipo de enfermedades y parásitos, en especial aquellos que prefieren el ambiente cáliente y seco, como pe. los ácaros rojos.

Si los remedios anteriores no sirvieron, tu árbol puede necesitar un tratamiento químico:

Folithion: Este producto es para mi uno de los remedios más eficaces contra todo tipo de pulgones y otros insectos o parásitos de este tipo. Utilízalo siempre en dósis muy pequeñas, como son dos o tres gotas en un litro de agua. Vaporiza todas las partes afectadas de la planta, en especial el dorso de las hojas. Normalmente no es necesario repetir la operación, si fuera así, dejar pasar al menos dos semanas entre tratamientos.

Anti-ácaros de Compo: Un gran producto que debe ser aplicado en la siguiente proporción: Añadir solamente una octava parte de una dósis a un litro de agua. Asegúrate de vaporizar la planta en la sombra y de humedecer cada hoja individualmente (y nuevamente, en especial el dorso de las hojas donde se concentran los ácaros).



Tu remedio


Si tienes algún buen consejo como combatir ciertas enfermedades de los bonsais y quieres compartirlo con los otros usuarios, por favor contáctame aquí.

Publicaré tu comentario en esta sección lo antes posible.

Gracias.